Enter your keyword

Cómo escoger qué vender en tu tienda Shopify

Cómo escoger qué vender en tu tienda Shopify

Cómo escoger qué vender en tu tienda Shopify

728x90-light@2x

Hay tres tipos diferentes de productos que puedes vender en tu tienda Shopify: productos físicos, como ropa o electrónica; productos digitales, como e-books, música y software; y productos de suscripción, en los que el cliente paga (normalmente) una tasa mensual para formar parte de un programa o tener acceso especial a productos o información digital. Cada uno de estos tipos distintos de productos tiene sus ventajas y sus desventajas y no tienes que decantarte únicamente por un tipo. Muchas personas venden muchos tipos de productos en su web de Shopify. Es decisión tuya cuál o cuáles elegir.

Para que la decisión sea más fácil, te explicamos algunos de los aspectos que tienes que saber sobre los diferentes tipos de productos que se pueden vender. Entender qué implica vender cada tipo de producto te ayudará a decidir con qué vas a llenar tu tienda Shopify. Empecemos con el tipo de producto más común vendido en Shopify: el producto físico.

Vender productos físicos en Shopify

Los productos físicos se venden en tiendas Shopify de todo el mundo. Van desde ordenadores, televisiones y otros productos de precio elevado hasta artículos para el hogar, ropa, decoración, joyas y mucho más. Vender productos físicos en Shopify puede ser una experiencia satisfactoria y gratificante y puede ser sin duda lucrativa. Hoy en día las ventas online son más altas que nunca y el número continuará creciendo, pero también tiene algunas desventajas.

Por ejemplo, cuando vendes artículos físicos en tu tienda Shopify, tienes que preocuparte de hacérselos llegar al cliente. En algún momento del futuro, los objetos digitales y los físicos se entrecruzarán y tras realizar la compra se enviará información a una impresora 3D, que creará el producto en cuestión de horas o minutos. Pero por el momento, todavía hay que mandar los productos a la gente a la antigua usanza y en una tienda esto significa que los tendrás que enviar usando uno de los servicios de mensajería disponibles en tu país: Correos, MRW, Seur o UPS, entre otros.

Otra cosa que tienes que tener en cuenta cuando decidas si vender o no productos físicos es el problema de los artículos defectuosos, los productos que sufren daños durante el envío al cliente y otras devoluciones. Vas a tener que crear una política de devoluciones y, por lo tanto, prepararte para un inevitable porcentaje de devoluciones. Ese porcentaje será muy bajo si vendes productos de calidad pero, nos guste o no, las devoluciones son un factor ineludible en cualquier tienda Shopify.

Con los productos físicos tienes la desventaja añadida de tener que comprarlos antes y tener una cierta cantidad en stock. A no ser que cuentes con un proveedor dropshipping, tendrás que invertir en inventario y tu margen de beneficio será mucho menor que con los productos digitales que desarrolles. Mientras que puedes vender un ebook de 20 euros sin gastos de envío y disponer de una cantidad ilimitada de copias listas para ser enviadas, los inventarios físicos hay que reponerlos, con lo cual tu beneficio será solo tu sobreprecio.

Vender productos digitales en tu tienda Shopify

El siguiente tipo de producto del que vamos a hablar son los productos digitales. Un producto digital es aquel que existe solo en formato electrónico. No hay que enviar ningún producto físico porque el artículo se manda de forma electrónica al comprador. Los artículos digitales se han vuelto muy populares en los últimos años. Incluso algunos objetos que solían estar en formato físico, son ahora casi completamente digitales, o por lo menos se ofrece la opción de adquirirlos en formato digital.

Un buen ejemplo es el ebook. Antes, si querías leer un libro, tenías que comprarlo en la librería o tomarlo prestado de la biblioteca. Ahora puedes comprar la versión digital de un libro y leerla inmediatamente. Incluso las bibliotecas se han digitalizado, y ya puedes tomar prestada la versión digital de un libro, leerlo en tu tableta, lector o smartphone y devolverlo cuando lo hayas acabado, tal y como harías con un libro de la biblioteca. Pero el ebook no es el único tipo de producto digital que podrías vender, y siendo Amazon el rey de la lectura digital, probablemente un libro no es la mejor opción de venta.

Hay otros tipos de productos digitales que se pueden vender. Uno de los más comunes hoy en día son los programas o «apps» para móviles y tabletas. Las aplicaciones para dispositivos móviles se diferencian de las aplicaciones normales por dos motivos: el primero, que están pensadas para ser usadas en un sistema operativo móvil como Android, en vez de en un sistema operativo de PC o de Mac; y segundo, están hechas para ser lo más pequeñas posible, ya que el espacio es limitado en la mayoría de dispositivos móviles. No obstante, los programas de ordenador son también un producto digital viable, al igual que las plantillas para páginas web y otros productos.

Los cuatro tipos principales de producto digital son: la imagen digital, el archivo MP3 o WAV, el paquete de software o aplicaciones y el vídeo digital. Todos estos productos audiovisuales se venden en Internet y constituyen casi el total de las ventas de productos digitales. En los softwares se incluyen juegos y programas habituales como Microsoft Office y Skype; las películas se transmiten desde Internet a las Smart TV y iTunes se ha convertido en uno de los vendedores de música digital más famosos del siglo XXI. También hay un negocio emergente en las aplicaciones, incluso con las pequeñas empresas que pagan para que les creen su propia app.

En cuanto a la creación de tus propios productos digitales o la venta de productos digitales cuyos derechos posees, la probabilidad de obtener beneficios es alta, ya que la fabricación de bienes digitales no cuesta prácticamente nada, al menos tras la producción inicial, y puedes cobrar casi tanto como por un producto físico comparable si hay demanda. Tendrás que ver si tienes algún artículo digital que merezca la pena vender en tu tienda de Shopify.

Vender productos de suscripción en Shopify

El tercer tipo de artículo son los productos de suscripción. Los productos de suscripción se pagan de forma periódica y dan acceso a un área restringida de algún tipo. Por ejemplo, se podría incorporar o descargar una aplicación de una página web que sólo permitiera el acceso a usuarios con una suscripción en vigor. Un ejemplo de ello es un servicio musical como Spotify, que ofrece servicios gratuitos y de suscripción; Netflix es un servicio de suscripción que ofrece películas y series de televisión a sus suscriptores; Gamefly es un servicio de suscripción que permite el alquiler ilimitado de videojuegos y casi cualquier web de almacenamiento de fotografías existente tiene algún tipo de servicio de suscripción.

Decantarse por un modelo basado en las suscripciones tiene varias ventajas. Para empezar, no ganas dinero solo con la compra inicial; en su lugar, obtienes ganancias todos y cada uno de los meses que la persona esté suscrita. Además, muchas personas tienen la habilidad para crear un servicio de suscripción que solo requiera un mantenimiento mínimo, lo que significa que pueden ganar dinero sin hacer demasiado trabajo en su tienda Shopify. Aun así tienes que ofrecer algo de valor a tus clientes para conseguir que se suscriban y eso puede ser complicado.

No hay comentarios

Post a Comment

Your email address will not be published.

Banner-BigBuy-Edropshipping